Perfiles de la oferta de empleo 2017 en España

A revisar el informe sobre “Los perfiles de la oferta de empleo 2017” en España, publicado por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), en el marco del Observatorio de las Ocupaciones, que tiene como una de sus principales prioridades el aportar información y conocimiento sobre la situación y tendencias del mercado de trabajo. Hacia ese objetivo encamina sus esfuerzos y líneas de trabajo. Apunta el SEPE en la presentación del estudio que en un mercado de trabajo eficiente, el objetivo último es que haya un ajuste entre la oferta y la demanda de empleo, de manera que converjan en un punto de encuentro y que además lo hagan de manera satisfactoria para ambas partes. El mejor grado de empleabilidad posible es el que se produce en esa confluencia entre oferta y demanda. 

Para el estudio de 2017, que supone la sexta entrega y que se incorpora al acumulado de perfiles en la web institucional (si quieres acceder al documento, clickea AQUÍ), se han rastreado los sitios webs que se dedican a ofrecer empleo y se ha recabado información detallada de 2.111 ofertas, a partir de las cuales se han elaborado 17 perfiles profesionales (correspondientes a 17 Grupos ocupacionales según Clasificación Nacional de Ocupaciones, CNO-11). Perfiles que tienen un considerable potencial de empleo y buenas perspectivas, lo que ya se puede constatar en la parte de la ficha de cada perfil dedicado a los datos laborales.

Después de señalar los aspectos más significativos de la investigación, el estudio concluye que la formación es un pilar fundamental en el desarrollo profesional , quedando reflejado en la diversidad de conocimientos y competencias que se solicitan en las ofertas de empleo. Dependiendo del nivel de cualificación demandado a cada grupo profesional y del sector productivo en el que se encuentre inmerso, se buscan personas con un nivel formativo normalmente elevado, con expectativas que permitan ampliar el abanico de alternativas y posibilidades laborales. Cuando su ejercicio y competencias están regulados por normativas oficiales y autoridades competentes, se exige el título, habilitación o certificado correspondiente. 

Igualmente, se valoran cada vez más los conocimientos en áreas complementarias a la ocupación. Los empleadores insisten en lo referente a la cualificación y especialización continua de los candidatos, partiendo de un perfil con actitud polivalente y comprometida ante el trabajo, así como aptitudes especializadas y puestas al día; punto de partida que aporta valor al candidato e incrementa de manera significativa sus probabilidades laborales. Una mayor preparación genera un perfil más flexible y capaz. A destacar la importancia que van tomando en el mundo laboral la certificación de la profesionalidad (Fuente de la información: SEPE. Fuente de la imagen: portada del estudio).

Resuelta la convocatoria estatal ayudas para FPE

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha resuelto la convocatoria estatal de ayudas para la Formación Profesional para el Empleo publicada en 2016, con la concesión de 194 millones de euros para la capacitación de 735.000 trabajadores. Esta convocatoria, la primera dirigida a los trabajadores ocupados desde la aprobación de la Ley 30/2015, ha sido la primera que ha estado plenamente abierta a la concurrencia competitiva de las entidades de formación. Asimismo, incluye nuevos preceptos para la mejora de la gestión y lucha contra el fraude introducidos por la Ley, como la limitación de los anticipos, la prohibición de la subcontratación, o la creación de la unidad de lucha contra el fraude en la formación.

Convocada por el Servicio Público de Empleo y Estatal y gestionada por el mismo con la colaboración de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo, ha aprobado un total de 384 planes de formaciónque se materializarán en la realización de 9.500 acciones formativas. Entre ellas, destaca el crecimiento experimentado en la demanda de formación en áreas relacionadas con la digitalización y las tecnologías de la comunicación. En cuanto al número de participantes, mantienen el liderazgo los cursos sobre asuntos relacionados con el comercio y el marketing. Además, la modalidad de formación online será la más utilizada para el acceso a los distintos certificados de profesionalidad y a las especialidades formativas que forman el catálogo de cursos ofertados.

Para la valoración de los planes presentados, se han considerado colectivos prioritarios en el acceso a dichos cursos los trabajadores temporales y a tiempo parcial; las mujeres trabajadoras; los trabajadores mayores de 45 años, y los desempleados de larga duración, dentro de su porcentaje de reserva. Por su parte, los trabajadores autónomos y los de la Economía Social dispondrán de acciones formativas valoradas en 6 y 4,5 millones de euros, respectivamente. La determinación de las necesidades formativas a financiar se ha basado en el diálogo social y en la negociación colectiva de las Comisiones Paritarias en los respectivos ámbitos sectoriales, de acuerdo con la Ley 30/2015. Además y previamente, la propuesta de convocatoria había sido trabajada en un proceso de diálogo y participación con CC.AA. e interlocutores sociales en el marco del Patronato en la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo. Fuente de la Información MT; fuente de la imagen: pixabay